Politica egipcia

 

Independencia

28 de febrero de 1922 (del Reino Unido)
Fiesta nacional: Aniversario de la Revolución, 23 de julio (1952)
Constitución: 11 de septiembre de 1971

Forma gobierno.

República

Ejecutivo.

Jefatura del Estado: 

Presidente de Egipto, Mohamed Mursi, presidente del partido islamista Libertad y Justicia


Primer ministro: Dr. Mohamed Kandil, designado por el presidente
Composición del Gobierno: designado por el presidente

 

 

Poder legislativo.

Bicameral
Sistema legal: basado en la ley inglesa común, la ley islámica y el código de Napoleón, revisión judicial por la Corte Suprema y el Consejo de Estado (supervisa la validez de las decisiones administrativas), acepta la jurisdicción coercitiva de la Corte Internacional de Justicia, con reservas.
Sufragio: 18 años de edad, universal y obligatorio.

Consejo Consultivo (Majlis al-Shura): funciona sólo como órgano consultivo, las últimas elecciones tuvieron lugar el 7 de junio de 1995 con los resultados: NDP 99 %, independientes 1 %, escaños:(264 en total, 176 elegidos, 88 nombrados por el presidente) escaños por partido, (no disp.) Asamblea del Pueblo (Majlis al-Cha'b.)
Los partidos de la oposición legales son: Nuevo Partido Wafd (NWP), Fu'ad SIRAJ AL-DIN, Partido Socialista Laborista (SLP), Ibrahim SHUKRI, Partido del Grupo Nacional Unionista Progresista (NPUG), Khalid Muhi al-DIN, Partido Social Liberal, Mustafa Kamal MURAD, Partido de la Unión Democrática, Mohammed 'Abd-al-Mun'im TURK, Partido Umma, Ahmad al-SABAHI, Partido Misr al-Fatah (Partido Joven de Egipto), líder (no disp.), Partodo Nasserista Arabe Democrático, Dia' al-din DAWUD, Partido Democrático del Pueblo, Anwar AFIFI, Partido Verde, Kamal KIRAH, Partido de la Justicia Social, Muhammad 'ABD-AL-'AL
Nota: la formación de partidos políticos debe estar aprobada por el gobierno.

Otros grupos polítics o de presión:  A pesar de la prohibición constitucional contra los partidos políticos de base religiosa, el partido técnicamente ilegal de los Hermanos Musulmanes, es potencialmente, la más seria oposicion a Mubarak, que toleró, durante sus dos primeros años , una limitada actividada política de la Hermandad, pero ahora actúa más agresivamente para neutralizar su influencia. Los sindicatos y la asociaciones profesionales, están prohibidas.

Poder judicial

Tribunal Supremo Constitucional

Los Hermanos Musulmanes “El islam es la solución”

Bajo el lema de siempre, los Hermanos Musulmanes están haciendo tambalear al régimen egipcio. En el país norteafricano, una ficción de democracia impuesta por George W.Bush se está transformando en huracán.


En septiembre, Hosni Moubarak ganó sin competencia las elecciones presidenciales. Permitió una contienda apenas democrática para ofrecer al aliado estadounidense un éxito concreto en su afán de “exportar la democracia” y crear un “nuevo Oriente Medio”. En las elecciones presidenciales no podía haber sorpresas, pero las parlamentarias que se desarrollan en tres turnos están representando un golpe a la estabilidad del régimen y de la región. A pesar de los masivos fraudes, y de la violencia policial que ha caracterizado las elecciones, los egipcios han concurrido masivamente a las urnas y votaron –en la medida de lo posible– por los candidatos del movimiento tradicionalista de los Hermanos Musulmanes (HM), con casi 80 años en el país y medio siglo de clandestinidad. Éstos llevarán al parlamento de El Cairo a 88 diputados, una novedad impresionante en un país donde de hecho funciona el sistema de partido único y los HM siguen fuera de la ley.


La izquierda nacionalista apenas logró un par de escaños. Los que pudieron y quisieron exponerse al peligro, votaron por los islamistas moderados como alternativa a un régimen filo estadounidense que siguió reprimiendo como siempre y que el último fin de semana arrestó a más de 200 opositores después de los otros 400 del fin de semana anterior. Se diría que los HM no quisieron conquistar la mayoría y presentaron candidatos sólo en unos 150 colegios. Sólo pretendieron hacer una demostración de fuerza y muestran ahora mucha más calma y pragmatismo que un régimen que de repente se encuentra con un parlamento formado con un cuarto de diputados pertenecientes a un partido ilegal. Los HM.

Por ahora, quieren consolidar el resultado, llegar al parlamento y después poner sobre la mesa el problema de la legalización pero sin buscar por ahora el choque frontal, en una estrategia de larga duración para la conquista del poder. Es una estrategia que está contaminando también a los vecinos palestinos de Hamas –que nacieron de los HM– que está apuntando al mismo tipo de consolidación electoral.

Del lado del régimen esta estrategia resulta especialmente peligrosa. Un crecimiento moderado podría erosionar lentamente el poder, pero una escalada contra un enemigo que demostró más fuerza de la esperada puede acelerar la caída de la dictadura.


Una Historia Islámica

Egipto, con sus 5 mil años de historia y sus 80 millones de habitantes, es el segundo país africano más poblado después de Nigeria y el primer país árabe. Sin embargo, es el verdadero corazón de la lengua árabe y de la cultura musulmana. En 1978, Anwar Sadat, predecesor de Hosni Moubarak y asesinado en 1981, firmó el tratado de paz con Israel.

Los Hermanos Musulmanes

–Ikhwan en árabe– fueron fundados por Hasan Al-Banna, un maestro, en 1928. Promovía la reforma social y moral de la sociedad egipcia basándose en la tradición islámica y dirigiendo su prédica especialmente hacia los jóvenes. El éxito fue inmediato y en pocos años la organización arraigó en la sociedad con miles de círculos. En 1952 contribuye a derrocar a la monarquía pero queda fuera del gobierno revolucionario y va al choque frontal contra el laico Gamal Abdel Nasser.

Éste prohíbe a los Hermanos Musulmanes en 1954. Sin embargo, si los años de Nasser son los de represión dura y pura, con Sadat y luego con Moubarak, abandonada la lucha armada, la organización instaura un diálogo desde la distancia con el partido estatal (el Partido Nacionalista Democrático) y con el gobierno.

Los Hermanos renuncian a ocuparse de política y a confrontar abiertamente la dictadura, pero echan raíces en la sociedad. Hoy los miembros de la organización serían más de un millón. Controlan las mezquitas en los barrios pero también grandes centros culturales y teológicos como Azhar.

Desde la tradicional influencia sobre el sistema educativo se han extendido a profesionales, médicos, ingenieros, abogados. Cada vez más intelectuales laicos apoyan el movimiento como única salida posible del régimen semicolonial actual. En los últimos años han utilizado las nuevas tecnologías –especialmente las antenas parabólicas–, torciendo el brazo de la censura. 

El éxito electoral ahora abre nuevos escenarios. De un lado los Hermanos Musulmanes pueden hacer saltar el tablero del régimen de ahora a 2011, cuando podrán presentar un candidato opositor. Sin embargo, hasta entonces deberán enfrentarse a la competencia de la Yihad –los islamistas radicales–, hacia la cual el régimen intentará empujarlos.

El espectro de Argelia, cuando en 1992 los islámicos moderados del Frente Islámico de Salvación fueron ilegalizados después de ganar democráticamente las elecciones y la dictadura militar, radicalizando el choque, empujó el país a la guerra civil, está presente. Sin embargo el partido egipcio tiene todas sus cartas para jugar.

Egipto, de nuevo en la diana


El reciente atentado en el barrio del Azhar en El Cairo, junto al famoso bazar turístico anexo a la gran mezquita de El Huséin (llamado Jan El Jalili por los turistas), abre nuevos interrogantes en el panorama del terrorismo islamista. La explosión de una rudimentaria pero potente bomba nada menos que en el Muski , la calle peatonal más transitada y abigarrada de Egipto —y ya es decir—, ha ocasionado la muerte de dos turistas, un americano y una ciudadana francesa, más un tercero que probablemente sea un terrorista suicida.

El atentado deja además un sangriento reguero de dieciocho heridos, la mitad de ellos egipcios. No cabe duda de que se trata de un ataque de nuevo cariz, enclavado de lleno en el terrorismo internacional y que no debe ser interpretado como una simple escalada del “viejo” terrorismo contra intereses turísticos egipcios. Se trata de la apertura de un nuevo escenario —esta vez, en Egipto— del yihad internacional. Se trata, en definitiva, de Al Qaeda o alguno de sus múltiples socios.

Hace pocos meses, un camión repleto de explosivos destrozó el hotel Hilton de Taba, en el Sinaí, causando 33 muertos y más de un centenar de heridos. El hecho de que el atentado fuera dirigido contra israelíes sirvió una vez más, lamentablemente, para distraer la atención de muchos sectores occidentales, prestos a la claudicación ideológica según la cual, cuando se atenta contra israelíes, la cosa cambia y las claves del análisis son “distintas”. Aunque para el gobierno israelí las dudas se despejaron pronto (el atentado era obra de Al Qaeda), el gobierno egipcio no tardó en desmentir esa atribución, e incluso facilitó el nombre del conductor palestino del camión, en una nota oficial del Ministerio del Interior que además afirmaba: “Los atentados fueron una reacción a los actos israelíes en los Territorios Ocupados”.

Una declaración tan interesada como gratuita, que muestra claramente lo poco que desea el gobierno egipcio verse relacionado con actividades o atentados de Al Qaeda dentro de sus fronteras. La extraordinaria importancia de la industria turística del país del Nilo resultaría severamente dañada si el yihadismo internacional decidiera abrir un nuevo teatro de operaciones por aquellos lugares.

Hasta el atentado de Taba, Egipto había conocido un lustro largo de paz con los radicales islamistas. Desde el año 1997, fecha de la terrible matanza de 58 turistas en el Valle de los Reyes, el país estaba en tregua con los violentos.

Había adquirido fundamento el rumor de una tregua secreta, que el propio gobierno habría negociado con los terroristas tras haberlos reprimido duramente. Sea como fuere, estos años coinciden al dedillo con la firma en Afganistán, en febrero de 1998, del siniestro FIM, el Frente Islámico Mundial para la Yihad contra Judíos y Cruzados, organizado por Osama ben Laden y por uno de los paladines del terrorismo yihadista en Egipto, el doctor Ayman al-Zawáhiri. La “tregua” del terror en el país de los faraones coincide, por lo tanto, con la reorganización del terrorismo yihadista internacional y con el cambio estratégico iniciado entonces y culminado con el 11-S y nuestro infausto 11-M: atentar contra objetivos occidentales, penetrar en las sociedades abiertas antes que arriesgarse a un oneroso toma y daca con los “enemigos cercanos”, los regímenes árabes, totalitarios y represivos, de Oriente Medio.

El atentado de Taba, primero, y el del pasado día 7 de abril en El Cairo se diferencian notablemente de los anteriores atentados islamistas. En primer lugar, por el uso indiscriminado de explosivos y el carácter suicida de los ataques. Ambos atentados han sido además reivindicados por oscuras organizaciones con reclamos típicamente yihadistas.

En el caso de la bomba de El Muski, el pintoresco grupo que se ha atribuido la acción, llamado “Brigadas Islámicas de la Supremacía en la Tierra del Nilo” ha afirmado, muy en la línea de Al Qaeda, que incluso dispone de una cinta de vídeo donde ha grabado el atentado y que será publicada en breve . Según el comunicado emitido, el ataque se ha realizado como protesta contra el gobierno despótico de Mubarak y la política norteamericana en la zona, con referencias expresas a Palestina e Irak.

Además, el comunicado promete nuevos ataques en el futuro y lanza un mensaje personal a Hosni Mubarak, asegurándole que el terrorismo islamista ha despertado de nuevo en Egipto. Sin duda alguna, el temor a atentados indiscriminados en los zocos, entre civiles nacionales y extranjeros, sin que nadie quede a salvo, puede asestar un golpe definitivo al turismo egipcio, que precisamente por estas fechas alcanza su temporada alta.

Aunque el Gobierno egipcio acostumbra filtrar la información con cuentagotas, la preocupación en estos momentos es enorme, pues la mitad de los heridos son egipcios. Recordemos que matar a “infieles” y a musulmanes indistintamente es nota distintiva del terrorismo islamista. La cuestión Palestina ya no puede ser utilizada como excusa por el gobierno egipcio.

Precisamente en el contexto interior el atentado adquiere enorme relevancia. Hace pocos meses, el presidente egipcio anunció significativas reformas en el sistema electoral egipcio.

Hasta ahora era el parlamento el que designaba a un candidato único (Mubarak) cuya candidatura luego se sometía a un típico referéndum medioriental con aplastante victoria del ‘sí’. Tras las reformas que se están llevando acabo en Egipto, podrán presentarse varias candidaturas a la presidencia, aunque hasta el próximo mes de mayo no se conocerá el procedimiento definitivo. Tres liberales árabes ya han anunciado que se presentarán; pero, aún en el caso improbable de que Hosni Mubarak no opte a un quinto mandato (al cabo del cual habría permanecido en el poder por tres décadas, hasta los 81 años de edad), el gran tapado sigue siendo su hijo Jamal, cuya vertiginosa ascensión fue escenificada el pasado septiembre por el congreso del PND, Partido Nacional Demócrata, el partido del Gobierno.

Así pues, las medidas de liberalización política anunciadas por el valetudinario presidente han sido tachadas desde el inicio de “falso decorado democrático”, con el que satisface las presiones norteamericanas —el Gobierno Bush reclama insistentemente medidas liberalizadoras a Egipto y a Arabia Saudí—, a la vez que gana tiempo hábilmente para preparar un quinto mandato presidencial, al cabo del cual el preferido Jamal estaría inmejorablemente colocado para la carrera por la jefatura del Estado, con elecciones transparentes y democratización real... o sin ellas.

Ante este panorama, Egipto vive un periodo de gran agitación social, con múltiples manifestaciones y una movilización

 
Imagen de admin

Los derechos humanos en el mundo √°rabe



En el encuentro de los derechos humanos en los países del Magrib, en los días 2 / 3 / 4 de noviembre, venían de los 4 países del Magrib representantes de organismos y asociaciones defensores de los derechos humanos (Marrueco, Argelia, Túnez, Mauritania)

Uno de los temas más hablados, que la falta de la democracia es el origen de todos de los conflictos sociales en el mundo árabe, el mundo árabe no necesita pan ni ayuda, necesita DEMOCRACIA.

Su principal reclamo es presión política internacional sobre los regímenes árabes dictadores para pedir más derechos humanos y libertad de expresión, estos gobiernos, la mayoría militares, no tienen ningún apoyo interior y son muy débiles y no aguantarían fuertes presiones internacionales.

Aseguran que todos los problemas como el fanatismo, la inmigración, las injusticias sociales, que afectan a esta zona se pueden solucionar con democracia y libertad de expresión.

Por el otro lado, representantes del gobierno de Cataluña, del parlamento catalán y el secretario de inmigración tomaban notas de todos los temas hablados y explicaban que si no hay interés político es muy difícil avanzar a nivel de derechos humanos y poder llevar la democracia al mundo árabe.

 

Y con la participación de varias asociaciones en España, intentamos montar un espacio de dialogo e intercambio de ideas entre los países del Norte de África, el mundo árabe y Europa

 


Egipcio y algo m√°s!!



Le dije, Soy egipcio, me preguntó y que más?!

Ser egipcio en la tierras de los egipcios en es suficiente, vivir siendo solo egipcio, no me sirve para nada, hay que ser algo más..

 

Egipcio y… Medico, abogado, oficial, funcionario… en el DIN egipcio salen datos de profesión, religión, la regla en fijar en la profesión y luego en el resto de los datos, según mi profesión tendré más o menos respeto de las autoridades.. Por eso cambio la frase..

 

Le dije, soy contable, me preguntó, en que puede servirle?

 

Por eso muchas familias luchan para que al menos uno de sus hijos sea oficial en el ejercito o en la policía, juez o en cualquier otro puesto de trabajo (importante) con contacto directo con las autoridades.

 

En el campo, donde las familias están más numerosas y más unidas, toda la familia ayuda económicamente para que uno de sus hijos tenga formación adecuada para poder disponer de algún puesto de trabajo importante, y también pasa a nivel de tribales y pueblos.

 

El sentido de todo esto es que el hijo en cuando esté bien puesto con buenos contactos con las autoridades egipcias, ayuda a su familia / pueblo en muchas cosas.

 

Estas ayudas pueden ser desde sacar DNI o permiso de conducir, hasta buscar trabajo como funcionario o sacar personas de la cárcel en casos de pequeños delitos.

 


La politica de la Shiha!!











Shisha y té con menta.. por favor…

Como el resto de los egipcios, estar con los amigos fumando una Shisha y tomado té con menta es unos de los pocos placeres que puedo disfrutar en el Cairo, no soy gran fumador, ni siquiera fumo cigarro, pero creo que es solo por estar con mis amigos.

 Es verdad que en el Cairo nos faltan sitios públicos para encontrarnos, quiero decir con públicos, baratos, por eso vienen las cafeterías, fumar una shisha y tomar algo te puede costar algo de 10 libras (1,50€).

Quedo con mis amigos sobre las 20h, no cada día, pero al menos 2 o 3 veces a la semana, hablamos de todo, desde las noticias más vulgares hasta las más profundas de la política internacional.

 Me encuatan estos momentos en cuando viendo Al Jazera en la tele gigante en la cafetería empiezan todos a discutir sobre algún tema que sale en la tele, sin darse cuenta hacen ejercicios democráticos, hablar y escuchar a los demás, algo que nos hace mucha falta en la vida política egipcia, vivia la politica Shishra!!





 


Es el Momento de cambios políticos en Egipto.

Represiones, arrestos de masas, cerrar canales de televisión y periódicos, detener los opositores..... es el principio del fin del régimen egipcio.

El régimen egipcio está en sus momentos más débiles desde hace mucho tiempo, están muy nerviosos por perder el poder.

Acaban de detener a Jurg Eshak , el presidente del movimiento BASTA (Kifaia), unos de los movimientos que tiene muchos seguidores entre los egipcios, piden el fin del régimen político actual y se imponen al trasvaso del poder del presidente Mubarak a su hijo Jamal.

Un saludo...   

 

 


Por fin! Huelga general en Egipto.

El día 6/04/2008 estaban de huelga por todo el país, contra la corrupción y la muy mala situación economía.

En un país que el derecho de huelga es ilegal y que manifestarse es un delito con pena de cárcel!

Con todo nuestro corazón y apoyo, estamos con esta gente que luchan por la libertad y por acabar con un régimen dictadura que lleva más de 30 años y que llevó un gran país como Egipto al borde del caos. 


Imagen de admin

La verdadera democracia.

Uno de los argumentos que utilizan hoy en día los dictadores de algunos países  árabes para asustar a los gobiernos occidentales es que si llevan a cabo una apertura política y ponen en  marcha una verdadera democratización, los islamistas van a ocupar al poder y van a suprimir el Estado.

Que es solo una excusa por parte de estos dictadores para decir, Nosotros somos moderados, estamos protegiendo vuestros intereses de la mejor manera y los islamistas no lo harán.

Las encuestas  Dicen que en caso de elecciones democráticas ganarían entre 15% y 20% del parlamento, es decir, son importantes pero no están solos, hay otras formaciones políticas


Imagen de admin

El crecimiento de los movimientos islamistas

Cuales serían las razones del crecimiento de los movimientos islamistas?

El mundo árabe vive u momento critico porque nuestra civilización esta debajo, y hay que resistir.

Egipto vive bajo un falso paraguas democrático en el que solo hay un partido político, el del régimen, que maneja a su voluntad, los egipcios viven bajo la vigente ley Marcial desde 1981, tras el asesino del presidente Sadat.

Y resistir es buscar lo mas sólido de esta civilización, para que sea la primera línea de defensa, es este caso el islamismo, se  llama un regreso al Islam.


Imagen de admin

Los hermanos musulmanes (HM) en la sociedad..

Actualmente son la primera fuerza política después del partido del régimen, disponen de redes económicas , políticas y sindicales importantes y tienen muchas empresas, han desarrollado actividades de caridad social, como ONGs en torno a determinadas mezquitas, tienen centros sociales de servicios médicos, deportivos, en este campo son muy fuertes.

Aunque dicen que los HM parecen fuertes solo porque las otras fuerzas políticas egipcias son débiles.


Imagen de admin

El presidente Nasser…

familia era originaria de la region de Asiut. Su padre era funcionario de correos.

Cursó los estudios secundarios en El Cairo y militó en las filas de los Camisas Verdes del movimiento del joven Egipto (Misr al-Fatat), fundado por el abogado ahmed Husayn. Su paso por este movimiento de carácter fascista, ampliamente inspirado en el modelo de Mussolini, le permitió adquirir un buen conocimiento del nacionalismo europeo, del que siempre admiraría a sus dirigentes, sus métodos y sus resultados.

Cuando tenia veinte años, en 1938, se diplomó en la Academia Militar y sirvió en la infantería. Durante la segunda guerra mundial llegó a participar en la batalla en El Alamein. Después de la guerra fue destinado a Sudán. Ya comandante, participó en la guerra de 1948 en Palestina, destacando por su valeroso comportamiento durante los combates por la defensa de Faluya, al resistir hasta el armisticio del 24 de febrero de 1949. A continuación fue nombrado profesor de la Academia Militar y más tarde de la Escuela del Estado Mayor del Ejército.

El duro golpe de la derrota de 1948 haría ver al joven oficial que, para estar en condiciones de vencer al (enemigo sionista) era necesario desembarazarse, de una vez por todas, de la presencia británica y al mismo tiempo poner en práctica reformas radicales en Egipto.